· 

Cómo controlar el presupuesto de la boda

Cuando empezamos a organizar una boda, solemos hacernos una idea de cuánto puede llegar a costarnos en su totalidad. Tenemos amigos que ya se han casado y nos han dicho el precio del cubierto....pero ojo, hay muchos gastos más que desconocemos que aparecen en la mitad de la organización y pueden generar dolores de cabeza al no tenerlos contemplados de entrada.

 

Mi experiencia con las parejas cuando me consultan una vez ya avanzados los preparativos, es que siempre terminan ampliando el presupuesto inicial a medida que empiezan a darse cuenta de las cosas que no habían tenido en cuenta. Por ese motivo, contar con una o un Wedding Planner desde el primer momento ayuda a tener claro el presupuesto real de la boda desde el principio. 

Foto de RC Bodas

Consejos para el presupuesto de la boda

Lo primero es pensar en la boda que nos gustaría organizar, con lujos de detalles: el sitio, el tipo de banquete, la cantidad de invitados, la época del año, la música, todo lo que nos gustaría que tuviera tu boda y el presupuesto que estamos dispuestos a destinar para la ocasión..

 

Hay que tener en cuenta que la mayor parte del presupuesto se irá en el banquete de la boda, con la que este punto es muy importante a la hora de tomar una decisión. No hay que dejarse llevar solo por el precio por persona del cubierto, si no realmente por lo que incluye ese precio. No es lo mismo un cubierto de 100€ que solo incluye la comida o cena, que otro de 115€ en el cual esté incluido el alquiler del sitio, el DJ, la barra libre, la decoración, el mobiliario, etc.

Foto de RC Bodas

 

 Prestar atención a:

  • todo lo que incluye o no el sitio del banquete (catering, mobiliario, personal de servicio, habitaciones para los invitados, decoración, DJ, animadoras...etc,
  • el catering: incluye en el precio inicial cóctel, comida y bebidas, mantelería, mobiliario, minutas, pruebas de menú, sillas y mesas, camareros, barra libre, recena, etc?
  • la distancia del sitio, por si tenemos que contratar autocares,
  • las características y prestaciones del lugar, como ser si dispone de carpa o salón cerrado en caso de mal tiempo. De no ser así incluir en vuestro presupuesto una partida para la carpa. No sería ni la primera ni la última vez que una semana antes de la boda hay que correr a alquilar una. 
  • fotógrafo: lo que incluye y lo que tengamos que pagar a parte: desplazamiento, copias, albún...
  • maquillaje y peluquería: incluye el precio la prueba y el desplazamiento? Hay que comprar productos para tener derecho a la prueba? Qué importe cuesta la prueba? 
  • papelería: debemos contemplar en el precio el diseño, la impresión, las invitaciones y los sobres, además de la impresión del seating, minuta y todo aquello que necesitemos imprimir con el mismo diseño.

Foto de RC Bodas

Hay que prestar mucha atención cuando recibimos un presupuesto y analizar detalladamente qué incluye y que no: montaje, desmontaje, desplazamiento, personal, etc. No dejarnos impactar por el número inicial, si no estudiar muy bien qué ofrece dicho servicio. Esto, ademas de evitar sorpresas, hará que tengamos más claro los puntos que nos quedan por contratar o no. Un precio que a priori pueda parecer elevado, muchas veces resulta que finalmente no lo es.

 

Tener muy claro cuáles son las cosas que no queremos o no podemos hacer que falten ese día, y cuáles no son imprescindibles ni para nosotros ni para el buen funcionamiento del evento.

En caso de empezar a excedernos en el límite que nos habíamos propuesto, estos puntos serán los primeros que quitaremos, todo aquello que no nos aporta realmente valor.

Foto de RC Bodas

Si no contamos con un presupuesto muy amplio, tener en cuenta que no es necesario en una boda ponerlo todo. Me refiero a que estamos acostumbrados a ver muchas cosas en las boda: detalles, sorpresas, rincones, photocall, momentos...pero un enlace puede ser muy bonito y muy divertido sin necesidad de poner todo eso. Piensa realmente lo que va contigo y lo que te gusta de verdad y céntrate en ello. No quieras repetir la boda de tus amigas, o todas a las que has ido. Haz la tuya personal y única y ahórrate ese dinero para algo que te guste de verdad. En mi opinión es preferible montar una sola sorpresa o rincón muy chulo, que hacer un popurrí sin sentido.

Foto de RC Bodas

Pensar en la boda ideal y dejarle claro el presupuesto a vuestra Wedding Planner, para que sepa encontrar los proveedores que se ajusten a vuestros gustos y precios. En caso de no contar con un profesional que los ayude a preparar vuestra boda, tener muy en cuenta todo lo que hay que preguntarles a los proveedores una vez recibido el presupuesto y centrarse primero en conseguir lo indispensable para el buen desarrollo del evento, luego en lo que hará a vuestra boda muy personal y única, y por último todos aquellos detalles de los que podéis prescindir en caso de no llegar a cubrirlos con la suma de dinero establecida.

 

Sea cual sea vuestro presupuesto, intentar no estresaros, disfrutar de lo que podéis hacer con vuestras posibilidades y vivir al máximo de ese día, que lo más importante y memorable será vuestro amor y todo el afecto que recibiréis de los seres queridos que formen parte de ese día...que eso no se paga con dinero.

 

Gracias por esta ahí y hasta la próxima!

 

Valeria