Todos los aniversarios de boda y su significado

Seguramente ya sabes que cada año que cumplimos en nuestro matrimonio tiene un nombre específico de "aniversario de casados", pero ¿sabes cómo se llama cada uno y que se regala en cada ocasión?

 

La tradición nació en Alemania hace ya muchos años atrás. Cuando una pareja cumplía 25 años de casados su familia y amigos los homenajeaban colocándole a la mujer una corono de plata, y cuando cumplían los 50 años, una de oro. De ahí sus respectivos nombres: bodas de plata bodas de oro tal como los conocemos hoy en día.

 

Con el pasar del tiempo la tradición ha ido evolucionando hasta celebrarse cada año de casados con un obsequio particular elaborado en un material específico, comenzado desde algo muy frágil, como ser el papel, hasta algo muy duro y resistente: el hueso. Esto simboliza la resistencia, fortaleza y durabilidad de la pareja, que aumenta con los años.

 

Es habitual que los aniversarios se celebren en privado junto a el circulo familiar más cercano, exceptuando el aniversario número 25, 50 y  75, donde, por lo general, se suele celebrar ofreciendo una gran fiesta, ¡y no es para menos!

Aunque como se celebra es a elección de cada uno. Si fuera por mi montaría una gran celebración, mínimo, cada diez años.

Fotografía de Alejandra Salido.

Aniversarios de boda y su significado

Su significado, como comentamos arriba, está asociado al material y su resistencia, y el regalo que se le da a la pareja tiene que ser del mismo material del nombre del aniversario de bodas.

 

Papel
Algodón
Cuero
Lino
Madera
Hierro
Lana
Bronce
Arcilla
10º Aluminio

 

Yo confieso que estoy deseando llegar a los 10 años de casada para poder realizar otra celebración con la excusa de renovar votos. La verdad que es una buena oportunidad para volver a festejar con nuestros seres queridos, ¿por qué no?

Fotografía de Keisy and Rocky

11º Acero
12º Seda
13º Encaje
14º Marfil
15º Cristal
16º Hiedra
17º Alhelí
18º Cuarzo
19º Madreselva
20º Porcelana
21º Roble
22º Cobre
23º Agua
24º Granito
25º Plata
26º Rosas
27º Azabache
28º Ámbar
29º Granate
30º Perla
31º Ébano
32º Cobre
33º Estaño
34º Amapola
35º Coral
36º Sílex
37º Piedra
38º Jade
39º Ágata
40º Rubí
41º Topacio
42º Jaspe
43º Ópalo
44º Turquesa
45º Zafiro
46º Nácar
47º Amatista
48º Feldespato
49º Circón
50º Oro

 

La celebración de las bodas de oro es todo un clásico en España y en muchos otros países y religiones, y no es para menos y creo que, llegados a este punto, hay motivos de sobra para festejar: 50 años de una vida juntos, se dice pronto, y que estamos con vida para celebrarlo también es un gran motivo. Aunque este último debiera ser un motivo diario de celebración, da igual la edad que tengamos. Cada día es un regalo, y es bueno tenerlo presente en todo momento.

Fotografía vista en Pinterest

55º Esmeralda
60º Diamante
65º Platino
70º Titanio
75º Brillantes
80º Roble
85º Mármol
90º Granito
95º Ónix
100º Hueso

Fotografía de Kiwo Estudio

Les deseo a todos que lleguen a celebrar el mayor número posible de aniversarios, y que lo hagan con salud y amor, y bueno, ya puestos a pedir, también con dinero, ¡claro que sí!

 

Aquellos que aun no se han casado, pero que están a punto de hacerlo, les deseo que sean fuertes como el hueso desde el primer día, ya que el camino no será fácil, la vida no es fácil. Para algunos más, y para otros menos, pero siempre hay que ser fuerte. No se trata de no caer, se trata de levantarse y volver a intentarlo. Y así mismo es la vida juntos, con momentos mejores y momentos peores, o mejor dicho, momentos malos, muy malos. Vamos a ser sinceros, el matrimonio no es un camino de flores. Seguramente que si les preguntáis a unos abuelitos que estén celebrando sus bodas diamante les dirán que no les ha sido fácil llegar hasta allí. Pero cuando hay amor de verdad todo es posible, y si somos fuertes como un diamante seguro que nuestro matrimonio no se romperá ni a la primera, ni a la segunda, y estoy segura de que vale la pena intentarlo.

 

Festejad siempre cada año juntos, sea como sea, con los hijos, con amigos, con la familia entera, o simplemente solos. Celebrar a lo grande, crear la fiesta que quizás nunca pudieron tener, o simplemente cenar en casa solos, a la luz de las velas. Organizar un viaje, o salir a dar un paseo, pero nunca dejar que ese día transcurra como uno más...

 

Festejar siempre todo lo que sea posible, encontrar motivos, que seguro los hay...

 

La semana que viene escribiré un post con algunas ideas de regalos para cada fecha. ¡No habrá excusas para entregar un detallito!

 

Hasta el próximo jueves!

 

Valeria

Escribir comentario

Comentarios: 0