· 

Damas de Honor: ¿Qué son y qué hacen?

Estamos acostumbradas a escuchar de ellas desde pequeñas, ya que en las películas norteamericanas siempre están presentes en las bodas, pero ¿qué son realmente las damas de honor y qué papel desempeñan en una boda?

 

Cada vez son más las novias en España que escogen damas de honor, aunque muchas veces tienen dudas sobre cómo deben vestir y qué deben hacer realmente.

 

Antes que nada voy a hacer una pequeña introducción histórica de las mismas, ya que tenemos la falsa creencia de que su origen es americano, pero no es así, el concepto de dama de honor comenzó en Europa, en la Edad Media, aunque hay indicios de que existiera aun antes.

 

La mayoría de las religiones antiguamente incluían la figura de la dama de honor. El rito cristiano católico llamaba "damita de honor" a una niña, generalmente menor de 12 años, y familiar de la novia,  quien era la encargada de acompañarla hasta el altar. Posteriormente el termino fue cambiando hasta llamarse "pajesita", para unificar el nombre que recibían los niños que abrían la cohorte: "pajes".

 

El rito se adaptó a las culturas anglosajonas ampliándose el espectro de personas que conformaban la cohorte de la novia, así aparece la figura de la dama de honor para referirse a una mujer adulta y de "flower girl", para referirse a niñas.

 

Con la globalización y la flexibilización de los rituales, hoy en día podemos ver tanto damitas de honor, proveniente del rito cristiano católico  y damas de honor, provenientes del rito cristiano protestante, acompañando a la novia al altar.

¿Cuál es la Función de las damas de honor?

Que te nombren dama de honor es un halago y a su vez una responsabilidad. Un halago porque significa que la novia confía en ti y porque quiere tenerte cerca durante toda la organización y durante su gran día, y una responsabilidad, porque no puedes fallarle. Si aceptas cumplir con ese rol, debes hacer lo posible por estar a la altura acompañándola y apoyándola, si fuera necesario.  

 

La función de la dama de honor es, ni más ni menos, la de ayudar a la novia, una tarea muy divertida pero con mucha responsabilidad. Algunas novias solo solicitan la ayuda de sus damas el mismo día de la boda, pero otras desde el inicio, para que le aconsejen y ayuden en todo el proceso.

Fotografía de Gypsy Westwood

Tareas de una dama de honor

Como mencioné antes, la dama de honor ayuda a la novia, pero para ser más específica, detallaré las tareas. Aveces se encarga de todas, y otras, solo de algunas. Aveces lo hace solo una persona, y otras, varias. Depende de las cantidad de damas que haya nombrado la novia.

 

Tareas de una dama de honor:

  1. Ayudar a elegir el estilo de la boda.
  2. Ayudar con la preparación de las invitaciones.
  3. Acompañar a la novia en la selección del vestido y sus pruebas.
  4. Ayudar a la novia en la elección de todo su look (peinado, complementos, maquillaje)
  5. Preparar o escoger los detalles para los invitados (si los hubiera).
  6. Ayudar a seleccionar la música.
  7. Acompañar a la novia ese mismo día para apoyarla y estar a su lado si necesitara algo.
  8. Ayudar a la novia a vestirse.
  9. Acompañarla al altar, yendo delante de ella.
  10. Repartir los regalos a los invitados.
  11. Ayudar a la novia a retocarse durante la celebración.

¿Cómo visten las damas de honor?

La verdad es que en España no hay un protocolo de cómo debe vestir una dama de honor. La elección será completamente de la novia, aunque yo recomiendo que no lo haga del todo sola. No queremos que nuestras damas vayan a disgusto vestidas, si no todo lo contrario, por lo que lo mejor es siempre consultarlo con ellas.

 

Las damas de honor deben distinguirse fácilmente del resto de los invitados (en mi opinión), además, si entran delante de la novia en la ceremonia, debiera de haber una coherencia estética y armónica entre ellas, si no queremos que eso parezca más una feria que una boda.

 

Cuéntale o cuéntales tu idea e intenta que todas lleguen a un acuerdo. En mi opinión lo ideal es que todas vayan similares o iguales, con un vestido que no sea extremadamente llamativo y del mismo color, o con dos colores diferentes en tonalidades similares y siempre confeccionados con la misma tela. Por supuesto a juego con la novia. Si la novia lleva un vestido corte princesa, quedará un poco raro ver delante a las damas de honor con vestidos boho chic. Las damas de honor debieran mantener el mismo estilo que ella.

 

Teniendo en cuenta que cada una de nosotras tenemos una contextura física diferente, lo más sensato, en mi opinión, es que cada una lleve el corte de vestido que más le favorezca, eso sí, respetando el largo: o todas de largo o todas de corto, en la medida de lo posible.

¿Ramo de flores para las damas de honor?

En mi opinión sí, tampoco es obligatorio. Lo ideal sería que fueran a juego con el de la novia, aunque más pequeños. También pueden ser solo de una flor. El ramo, a su vez, ayudará a ellas a entrar con mayor seguridad, ya que al llevar algo en sus manos, evitan el problema de ¿qué hago con las manos mientas camino? ¿Cómo las pongo?

 

Caminar delante de todos los invitados, no siempre es tan sencillo como puede parecer.

¿Cuántas damas de honor?

Una vez más la decisión será de la novia, que podrá escoger solo una o varias. Yo recomiendo que a bodas pequeñas, menos damas, y viceversa. Si organizas una boda íntima, de 50 personas, y tienes 8 damas de honor, yo lo veo excesivo, aunque si son 400 invitados, puede venir muy bien a la hora de repartir las tareas entre las mismas. Pero eso es una decisión muy personal.

 

También ten en cuenta que a más damas, más puntos de vista y opiniones, que para algunas cosas vendrán bien, pero para otras no tanto.

 

Yo, por ejemplo, siempre recomiendo poca gente a la hora de seleccionar el vestido. "Muchas manos en un plato hacen mucho garabato", y eso es así aquí en España, en Argentina, ¡y hasta en la China! Muchas personas opinando sobre tu vestido de novia, como no seas una persona que tiene todas sus ideas muy claras, ¡pueden llegar a volverte loca!

Lo mismo pasará si son varias damas de honor para escoger cada detalle de la boda.

¿A quiénes elegir como damas de honor?

Lo ideal es que tus damas de honor sean de confianza y muy cercanas. Amigas, hermanas, primas...y por qué no, tu madre o alguna tía. Aunque, por lo general, la madre de la novia ya tiene un rol muy importante en la boda, simplemente por ser su madre.

 

Lo importante es que tu confíes en ellas y sepas que podrán serte de ayuda y apoyo en todo el proceso, y que a ellas les haga ilusión desempeñar ese papel. 

 

Piensa, antes de nombrarlas, en quienes quieres realmente que estén a tu lado durante la organización, y ese día tan especial, durante el "getting ready" y la celebración.

Entonces, ¿ya tienes claro si quieres o no damas de honor?

 

¿Te han nombrado dama de honor y no sabías bien lo que significaba, cuáles eran tus tareas?

 

Sobre todo tener claro que la que marcará las pautas será la novia. Ella dirá realmente lo que espera o no de sus damas de honor, cómo deberán vestir, qué tareas tendrán que hacer, etc. Aunque es aconsejable que las damas de honor se sientan cómodas, por lo que ciertas decisiones, como el look que llevarán ese día, sería ideal consensuarlo entre todas.

 

Espero que el post de hoy te haya sido de utilidad. Cualquier comentario o duda puedes escribirla más abajo o enviarme un email que te responderé enseguida.

 

¡Hasta el jueves que viene!

 

Valeria

Escribir comentario

Comentarios: 0