· 

Consejos para relajarte el día previo a la boda

¡Hola! Ya he regresado de las vacaciones y estoy poniéndome al día nuevamente con todas mis cosas, entre ellas, mi blog :)

Espero que ustedes también hayan tenido vacaciones y hayan podido descansar, ¡es básico para seguir con fuerzas renovadas!

 

Bueno, vamos al tema que nos incumbe hoy, espero que lo disfruten:

 

El día previo a la boda puede parecer un día más, pero no lo es realmente. De hecho, pocas son las novias que lo viven así, la mayoría están nerviosas e incluso hasta un poco susceptibles. Lo aconsejable es disfrutarlo al máximo y evitar no llegar agotada a la boda.

 

Muchas novias, por un lado desean que llegue, de una vez por todas, el gran día, pero por el otro, saben que una vez que pase, ya no volverá más.

 

Muchas aun tienen cosas pendientes por hacer. Otras están gestionando asuntos inesperados que surgen de último momento, algunas pasan el día entero recibiendo llamadas o mensajes de WhatsApp e incluso hablando con proveedores para confirmar los últimos detalles, etc etc. etc...

 

En un mundo ideal, esto no debiera pasarle a la novia el día antes a su boda. E incluso, lo más recomendable es tener, a estás alturas  (si no se tiene desde el inicio), una o un Wedding Planner para que coordine muchos de estos puntos sin necesidad de que intervenga la novia.

 

Te dejo a continuación algunos consejos para que no cometas el error de no disfrutar del día previo al “Sí, quiero”, y además, de llegar agotada a tu boda.

 

Y si estás a punto de casarte, seguro te van a interesar estos consejos sobre los errores que no debes cometer el día de tu boda.

 

Fotografía de Cristina Cañibano

Cómo relajarte el día previo a la boda:

Olvídate del móvil:

¿Es mucho pedir que desconectes totalmente del movil, no? Vale, lo sé, yo tampoco podría, jajaja, pero minimiza al máximo estar recibiendo llamadas para consultas de invitados o proveedores.

 

Para esto, lo mejor es dejar claro todos los detalles a los invitados días antes. Para mi lo más práctico es crear una web de la boda donde vayáis colgando toda la info, las recomendaciones, las paradas del autobús y sus receptivos horarios, las direcciones y las indicaciones de como llegar, etc. Todo lo que necesiten saber y que, ante cualquier duda, puedan entrar a verlo en la web sin necesidad de llamarlos a vosotros dos.

De todas formas podéis dejar el número de algún familiar encargado de recibir llamadas de última hora. Lo mismo para los proveedores.

Fotografía de Cristina Cañibano

Relee tus votos matrimoniales:

Lo ideal sería que, a estas alturas, tus votos matrimoniales ya estuvieran terminados. Pero es aconsejable leerlos una vez más, a solas y en voz alta. Esto nos dará la seguridad de que estamos contentas con lo que hemos escrito y, además, de que nos sentimos cómodas a la hora de leerlos.

Aquí puedes encontrar consejos a la hora de escribir tus votos.

Cambia de tema:

Lo más probable es que la boda, estos últimos meses, haya sido el "mono-tema". No te preocupes, nos pasa a todas. Pero, horas antes al gran día, es bueno intentar dejar de pensar tanto en ella y dispersar nuestra mente con otros temas.

Puede ser buena idea ir al cine a ver una peli, sentarnos un rato a leer un libro, hablar con una amiga y que nos cuente sobre sus cosas...

 

Intentar desconectar un poco de la boda, para poder llegar más renovadas al día siguiente. 

Fotografía de Estudi de Llum

Practica ejercicio:

Con esto me refiero a hacer algún tipo de actividad física que libere tensiones, pero, por favor, ¡nada de deporte de riesgo ni muy fuerte!

 

Por ejemplo, puedes nadar un rato, salir a caminar, hacer un poco de spinnig sin pasarnos con el peso, practicar yoga, cualquier cosa que nos ayude a liberar tensiones y a dormir mejor esa noche. 

Relájate con amigas:

Puedes ir a un spa con amigas, e intentar estar en un habiente relajado y con buena compañía. 

Ten cuidado si te realizan algún masaje, de que no sea fuerte, ya que al día siguiente puede dolerte la zona, y por favor, nada de hacerse ningún tratamiento de piel el día anterior. 

 

Aprovecha este momento para disfrutar, cambiar el chip, relajarte e incluso, reírte mucho con tus amigas. Renovarás el cuerpo y el alma.

Fotografía de Pedro Bellído

Revisa la lista de cosas pendientes:

¿Lo tienes todo controlado? ¿No te ha quedado nada por guardar o por hacer?

Si, llegaras a comprobar que te ha quedado algo pendiente intenta delegar y pedirle el favor a alguien de que lo haga por ti, siempre y cuando no necesite de tu presencia. 

Es muy informante intentar no dejar tareas pendientes para el último día. Esto genera estrés y puede pasar factura al día siguente.

Descansa bien durante la noche:

Este punto es para mi uno de los más importantes. Descansar bien nos haré sentirnos genial al día siguiente y vernos, incluso, más guapas. 

Nos espera un largo día por delante, con muchas cosas por hacer, muchos sentimientos y algo de nervios por la emoción. Tenemos que estar bien descansadas para poder llegar hasta el final de la fiesta. Además, hay algo que es una realidad, cuando mejor dormimos, mejor nos vemos, y todas queremos estar en nuestra mejor versión ese día 😉.

 

Así que, ya sabes, a disfrutar al máximo del último día antes de la boda, a descansar, a desconectar y a prepararnos para el día siguiente.

 

¿Y tú, qué planes tienes para ese día? ¿Cómo piezas desconectar antes de tu boda??

 

Si quieres dejar algún comentario o contarnos tu experiencia, si ya te has casado, puedes hacerlo aquí abajo.

Si tienes alguna duda, puedes escribirme aquí mismo y ¡te contestaré encantada!

 

Hasta la próxima semana!

 

Valeria :)

Escribir comentario

Comentarios: 0