· 

5 ventajas de celebrar una boda con hijos

Bodas con hijos

¿Estás pensando en casarte o estás empezando a organizar tu boda y ya tienes hijos?

¡Este es un tema que me encanta! ¡Celebrar una boda cuando ya hay niños! 

Mi pareja y yo decidimos casarnos cuando nuestra hija tenía 4 años, y debo decir que fue maravilloso.

 

Aquí te voy a contar las 5 ventajas principales de celebrar la boda cuando ya tenéis hijos, por si estás pensando en hacerlo, y aun no terminas de animarte...

 

Ventaja Núm 1: Tus hijos nunca olvidarán ese día

 

Si celebras la boda cuando tus hijos ya no son tan pequeños, te puedo asegurar que jamás olvidarán lo emocionante que ha sido ese día. ¿Te imaginas haber estado en la boda de tus padres? Debe de ser increíble...

 

Para ellos será una experiencia inolvidable, un día lleno de emociones, pero además, si los haces partícipe de toda la organización, el recuerdo será aun más espectacular.

Visitar proveedores con ellos, escoger el estilo de decoración, elegir su propia ropa, son todos momentos que los harán vivir la boda con mayor intensidad, y además, quedarán en su recuerdo para toda la vida.

Foto de Beatriz Tudanca

Ventaja Núm. 2: Para vosotros será un día aun más emocionante

 

Celebrar una boda con los hijos es una experiencia muy emocionante, ya que ellos son el fruto de vuestro amor. Ver a los hijos formar parte de ese día es un sentimiento difícil de explicar, que solo pueden comprender aquellos que lo han vivido. 

 

Una boda en sí es un acontecimiento lleno de emociones, pero cuando además, en ese acontecimiento participan los hijos, ¡la experiencia acaba siendo aun más espectacular!

Foto de Beatriz Tudanca

Ventaja Núm. 3: Podrán formar parte de vuestra ceremonia

 

Por lo general en las ceremonias participan amigos y familiares diciendo unas palabras a la pareja, y suele ser siempre súper bonito. Bueno, imagínense si el que participa es un hijo, es un momento precioso, que dejará a todos los invitados maravillados, y a vosotros...¡No les puedo ni contar!

Ventaja Número 4: Un gran ejemplo para vuestros hijos

 

Nos pasamos intentando ser un buen ejemplo para nuestros hijos.

 

Cada día es un ejemplo de amor  que debemos dar a los más pequeños, tratándonos con respeto y mucho cariño. Pero dar este gran paso es ir un poco más allá aun, es mostrarles que papá y mamá se quieren tanto que van a dejarlo por escrito y además ¡a celebrarlo!

 

Está claro que el amor no se demuestra firmando un papel, pero es dar un paso más en la relación, que cuando hay amor verdadero, es un ejemplo muy bonito.

Ventaja número 5: Consolidar vuestro amor

 

Yo soy de las que cree que cansarse cuando ya hay hijos de por medio, tiene mucho mérito. Para mí tener hijos es la decisión más importante que puede tomar una persona, y creo que para las parejas, afrontar la crianza, suele ser, la mayoría de las veces, algo muy complicado, bonito, pero complicado.

 

Tomar la decisión de contraer matrimonio cuando ya hay niños, es una prueba muy grande que la pareja está consolidada, y ambos quieren dar ese paso para celebrar el amor que siente el uno por el otro.

 

Así que, un aplauso de mi parte a todos aquellos valientes que ya han dado el paso después de haber tenido hijos. (O, a pesar de haber tenido hijos, jajajajaj).

 

Y a aquellos que lo están planeando, decirles que será maravilloso, que tendrán un recuerdo familiar de ese día increíble. Que valdrá la pena, a pesar de que la organización pueda ser más complicada, ya que las parejas con hijos solemos disponer de menos tiempo, pero que para ello estamos las Wedding Planners, para ayudarles,... tiempo que seguro sabrán disfrutar en familia.

 

Dejo aquí el compromiso de escribir un post sobre mi experiencia personal organizando la boda con mi hija :).

 

¡Un saludo y hasta la próxima semana!

 

Valeria 

Suscríbete a mi blog y novedades

* indicates required

Escribir comentario

Comentarios: 0